¿Cómo afectan nuestras emociones al aprendizaje?

Nuestras emociones se ven impactadas por las experiencias que vivimos en nuestro día a día. Del mismo modo, tienen un impacto en nuestra memoria. Estas emociones pueden beneficiar o inhibir el aprendizaje, en cualquier actividad de nuestra vida: en el trabajo, en la escuela o en el deporte que practicamos. Pero esto, ¿realmente es así? Desde una perspectiva científica, cuando una persona responde emocionalmente a una situación, el sistema límbico, estimulado por la amígdala y el hipocampo, puede interrumpir altos procesos cerebrales y apoderarse de los pensamientos, al mismo tiempo que el cortisol es liberado.

Es por esto que cuando un estudiante se siente estresado o tiene sentimientos negativos en relación con un ambiente de aprendizaje, no puede poner atención, le falla la memoria o realiza mal sus actividades. El cortisol es una hormona que reduce la actividad del lóbulo frontal, porque activa las defensas y el comportamiento volátil.

A la inversa, las endorfinas son liberadas cuando un estudiante se siente bien o tiene sentimientos positivos acerca del ambiente de aprendizaje lo que le causa un sentimiento de felicidad y comodidad. En estas experiencias, los lóbulos frontales son activados haciendo las experiencias más gratificantes y efectivas (Jensen, 2005 Wolfe, 2010).

Por lo tanto, no es solo un mito o una percepción que una persona feliz y relajada aprenda mejor. Esto está comprobado científicamente. Al realizar cualquier actividad, debemos recordar que las emociones son fuerzas poderosas que afectan la atención y el aprendizaje. Así es que, asegurar que nuestro hijos están en un ambiente de felicidad y que realmente disfruten cuando están aprendiendo, ¡es clave!

En Olimpus, creemos en un aprendizaje divertido y con gusto. No sólo tenemos un programa dinámico, pero además contamos con material lúdico y maestros capacitados que saben enseñar mientras los niños juegan. Además, trabajamos para que nuestros nadadores se sientan seguros y divertidos durante sus clases para así tener un aprendizaje efectivo. Cuando un nadador vive una experiencia emocional positiva, él o ella tiene una alta probabilidad de que este aprendizaje sea permanentemente almacenado y correctamente aprendido. Las actividades interactivas, divertidas y significativas, con muchas historias y habilidades relevantes tienen un alto potencial de codificación de memoria a largo plazo. Por esto, la natación en Olimpus es tan efectiva.

¡Te esperamos en tu clase muestra!

Suscríbete a nuestro NewsLetter