¡La práctica hace al maestro!

¿Quieres saber por qué la práctica es tan importante para volverte excelente en lo que haces? Te contamos un poco sobre cómo nuestro cerebro responde a la práctica continua y cuándo una habilidad se impregna correctamente en la memoria

Cuando se aprende una habilidad por primera vez, el cerebro debe dirigir su atención y concentración para comprenderla, mientras que los lóbulos frontales trabajan para procesar la información nueva. La corteza motora se conecta con el cerebelo para controlar el movimiento muscular. Mientras continúa la práctica física, neuronas nuevas son guiadas a la nueva red de habilidades y la corteza motora se agranda

Sin embargo, este movimiento no se almacena en la memoria a largo plazo hasta que la práctica es completada (Sousa, 2011). En el cerebro humano existen billones de neuronas que se interconectan para formar conjuntos complejos de vías neuronales. Corrientes eléctricas mueven estas vías de neuronas a neurona entregando mensajes que crean pensamientos y acciones. Entre más certeras son las acciones, más conexiones se forman entre las neuronas correspondientes. Entre más fuerte es este lazo, el mensaje puede ser entregado más rápido.

Este refuerzo hace que el comportamiento parezca automático. La práctica es la manera en la que los humanos nos volvemos expertos en cualquier actividad. Por ejemplo, la primera vez que un estudiante intenta dar una brazada, las vías neuronales involucradas no están completamente conectadas. Entonces el mensaje viaja muy lento y requiere una gran concentración. Mientras más veces se practican las maromas, más vías neuronales se refuerzan. Una vez que la habilidad se vuelve automática el cerebro deja de utilizar procesos de alto nivel durante el desempeño de la habilidad (Hatakenaka, Miyai, Mihara, Sakoda, & Kubota, 2007; Penhune & Doyon, 2005).

La práctica repetitiva estimula el cerebro a reclutar más neuronas hacia la nueva red de habilidades. Gracias a esta red es que puedes lograr ser experto en las habilidades básicas de la natación, el nado de seguridad o nadar en cualquiera de los 4 estilos correctamente, sin estar pensando detenidamente en cada movimiento. Sin embargo, si la práctica es interrumpida, las neuronas inactivas se asignan a otra tarea y el dominio de la anterior se deteriora (Amunts, Schlaug, Jancke, Stainmetz, Dabringhaus, Zilles, 1997). Por esto, es tan importante la asistencia regular y continua, que no faltes a tus clases, para que afiances los beneficios de la práctica continua y puedas ver resultados. De otro modo, tu cerebro asignará la atención a otras actividades y tu cuerpo olvidará las posturas. ¡Ven a practicar la natación en Olimpus!

Suscríbete a nuestro NewsLetter